miércoles, 24 de junio de 2009

EMU 1820m

Mi última adquisición para The Blue_Room es la tarjeta/interface de audio EMU 1820m, encontrada en Ebay a un precio más que razonable, justo cuando me andaba planteando adquirir su más novedosa (y limitada) encarnación la EMU 1616.


EMU es un fabricante norteamericano caracterizado por una larga trayectoria en el campo del sonido, especialmente en lo referente a samplers (Emulator, Emax) y romplers (Proteus, Morpheus). Tras su adquisición a mediados de los 90 por Creative Labs, dejó de lado la fabricación de módulos para centrar sus esfuerzos en la creación de hardware y software. A partir del 2003 lanza al mercado una serie de tarjetas e interfaces de sonido orientadas al usuario semi-profesional, a quien Creative dejaba de lado, aportando unas especificaciones y una calidad sonora sorprendente para su precio.

La EMU 1820m, aunque ya tiene un tiempo, es el modelo de mayores prestaciones de toda la gama, lo que la posiciona entre una de las mejores opciones para un estudio con pretensiones casi profesionales por un precio razonable. Su principal diferencia respecto al modelo 1820 (sin la m) es que dispone, como extra, de los mismos conversores de entrada/salida que llevan los sistemas HD de Digidesign Pro Tools, añadido que aumenta considerablemente la calidad respecto al resto de modelos.


El paquete se presenta como una tarjeta EMU 1010 de tipo PCI 2.2, una tarjeta hija para conectividad y sincronización y el interface externo Audiodock que se conecta a la tarjeta mediante un cable similar al RJ45 de red. Además incluye un (aun) interesante conjunto de programas como
Sonar LE, Ableton Live Lite 4, Steinberg Cubase 4 LE y Wavelab Lite, y EMU Proteus X LE entre otros, que si bien son versiones algo antiguas, siguen siendo perfectamente funcionales.

Entre las características principales de la 1820m cabe destacar las siguientes:
  • 18 entradas: 6 analógicas, 2 entradas amplificadas para micro (con phantom) frontales, entrada phono para platos (stereo), coaxial S/PDIF (stereo) y 8 entradas digitales Adat
  • 21 salidas: 8 analógicas de 1/4" (+4v ó -10v), 4 analógicas de 1/8" para altavoces, 8 salidas Adat, coaxial S/PDIF (stereo) y una salida de auriculares frontal (stereo)
  • Otras conexiones: dos pares de conexiones MIDI I/O, Word Clock, SMPTE, MTC Sync y un puerto FireWire
  • Frecuencias de muestreo y resolución: 44.1, 48, 96, 192kHz con 24-bit para entrada/salida y 32-bit de procesamiento
  • Relación señal/ruido: 120dB
  • PatchMix: un DSP dedicado con capacidad para mezclar, monitorizar y aplicar efectos en tiempo real con latencia cero

En mi caso, la cantidad de entradas que ofrece me pareció uno de los factores determinantes para su compra, al igual que los muy elogiados conversores AD/DA, cuyas referencias son excelentes. El software que incluye el paquete, si bien no es nada fuera de lo común, es siempre una oportunidad para evaluar herramientas y, en ocasiones, acabar incorporándolas al flujo de trabajo. En este caso hay una buena cantidad de programas de gran calidad que merece la pena tener en cuenta.

Tras apenas una semana de pruebas, debo decir que estoy encantado con su estabilidad (teniendo en cuenta que ya hay otra tarjeta instalada en el equipo), el tiempo de respuesta en el uso de vst's y la calidad de sonido con la que es capaz de grabar. Hasta el momento sólo he podido juguetear un poco con ella y hacer alguna prueba, como por ejemplo grabar en Sonar dos pistas de audio simultáneas (cada una con varios efectos hardware en tiempo real) junto a una de midi sobre un vst con tres efectos software añadidos. El resultado es de una nitidez cristalina, prácticamente sin ruido de fondo en ninguna de las pistas y demostrando una latencia ridículamente baja. El ordenador apenas se percató de lo que pasaba.


También he podido jugar un poco con el panel de control de DSP PatchMix, lo que vendría a ser el mezclador de entradas, enrutador para Asio y efectos hardware. Decir de él que resulta bastante cómodo e intuitivo de usar. La respuesta es prácticamente inmediata y la calidad (y cantidad) de los efectos me ha parecido bastante decente, aunque sólo he podido probar unos pocos de momento.


En conclusión, creo que mucho de lo que he leido sobre esta tarjeta se corresponde con la realidad. Tras dar varios tumbos con un montón de modelos (sobretodo de gama media), esta, de momento, se me antoja a la altura de mis necesidades. Pronto trataré de colgar algunas demos de sonido que lo ilustren.


Recursos de interés:

1 comentario:

samuel dijo...

Hola, buena reseña, la tarjeta es crema...la tengo desde hace mucho, y nunca me dio problemas, pero recientemente me está dando guerra, Compré una Tascam FW1884, y las tengo sincronizadas por SPDIF óptica, siendo maestra la EMU,...y funcionaron bien en un ppio, pero hace un tiempo (incluso he formateado y reinstalado ya y actualizado todos los drivers y patchmix, he vuelto tb a los originales,...) y me empieza a crispar y chillar en el reinicio, es como si no ajustara su clock, ni los 44 KHz...y se vuelve loca la config de audio..a veces reiniciando se pasa....ya no sé qué puede ser, porque he visto por ahí que hay gente que tb lo sufre...Pero aquí va la pregunta....no sé si podría ser el cable del audio dock (si lo desconecto deja de crepitar, porque es como si no enganchara en la config total el dock y sus entradas....) Veo en la foto que tu cable verde no es el original de la tarjeta y quería preguntarte si es un RJ45 o ese "similar" genérico...cómo lo has conseguido? En el manual advertían lo típico, que no usaras uno cualqueira, que el de EMU era especial y distinto (créetelo o no...cualquiera sabe si mienten)...Pero si tú ya estás funcionando con ése sin problemas...voy a probar a ver si me desaparecen los problemas, porque me temo que alguno de los hilos del cable se han podido seccionar y por eso tb me da problemas...Gracias.